El Notario:

Es el Profesional del Derecho, Investido de Fe Pública por el Estado, para hacer constar los actos y hechos a los que los interesados deban o quieran dar autenticidad conforme a las leyes, y autorizado para intervenir en la formación de tales actos y hechos revistiéndolos de las formalidades legales.

Actividad del Notario:

El Notario tiene a su cargo recibir, interpretar, redactar y dar forma legal a la voluntad de las personas que annte él acuden, y conferir autenticidad y certeza jurídica a los actos pasados ante su fe.

Ventajas y Beneficios de la Intervención de un Notario:

  • Las partes pueden tener la certeza de la legitimización e identificación de las mismas y evitar la suplantación ya que el Notario se cerciora y las verifica.
  • Las partes pueden contar con la asesoría y consejo del Notario antes de la celebración de algún contrato para evitar trámites, juicios y gastos innecesarios. El Notario no es sólo un Profesionista, sino una persona que actúa en el mnarco del Derecho con calidad, honorabilidad, integridad y ética buscando permanentnemente la seguridad jurídica.
  • El Notario verifica y se cerciora que el ennajenante sea realmente el propietario o en su defecto, que cuente con las facultades necesarias y suficientes para comparecer en carácter de representante del propietario.
  • El Notario verifica y se cerciora que el inmueble motivo de operación, no reporte gravámenntes que puedan limitar la libre trannsmisión del dominio, como por ejemplo hipotecas, fianzas, etc. y se encarga de recaudar todas las contribuciones, federales, estatales y municipales que se causen con motivo de la mencionada operación.
  • El Notario evita riesgos innecesarios para los contratantes ya que en la redacción y elaboración de los contratos que se pretenden formular, se cerciora de que se reúnan los requisitos establecidos por las leyes vigentes.
  • El Notario en su honestidad de servicio e imparcialidad, evita situaciones que pudiesen dar ventnaja a alguna de las partes en perjuicio de la otra.
  • Al contar con la participación de un Notario, se evita la pérdida, destrucción, del contrato efectuado, pues lo que se entrega a los contratantes son copias certificadas o testimonios, y el original se conserva en el protocolo de la Notaría.